La oferta del grupo inversor cántabro, aprobada hoy por el juzgado mercantil nº1 de Santander, incluye, entre otros, el pago por la venta de la unidad productiva, la asunción de los créditos contra la masa, la garantía en el mantenimiento de los 48 contratos de los trabajadores en plantilla por un periodo de dos años, el pago de las deudas de seguridad social y tributarias de la conservera y la inversión necesaria para reanudar la actividad.

 

 

El proceso de venta de la Unidad Productiva de “Conservas Fredo, S.L.” culmina hoy con el Auto de fecha 29 de Marzo del Juzgado de lo Mercantil nº de Santander, que autoriza la trasmisión de la unidad productiva solicitada por la Administración Concursal.

 

El pasado 7 de marzo, la Administración Concursal de la conservera, la sociedad Baker Tilly – Ius & Aequitas Administradores Concursales representada por el abogado Eliseo M. Martínez, tras diseñar y ejecutar un proceso de venta en el seno del Plan de Liquidación presentado al Juzgado, propuso al mismo la adjudicación de la unidad productiva al grupo inversor cántabro Horizontal Family Investment que se postulaba a través de su sociedad Cantabria Family Investment, S.L. para devolver a la concursada la actividad que perdió el pasado 31 de octubre de 2017, cuando entró en fase de liquidación.

 

La oferta presentada, por un valor económico total de 5,5 millones de euros, promete asegurar esta vuelta a la producción de la conservera de Laredo en los próximos meses.

 

Supone, entre otros, el pago de las deudas laborales, de Seguridad Social y tributarias reconocidas en el concurso, así como el aseguramiento de la continuidad de su plantilla, invirtiendo además 1,1 millones de euros en adecuar las instalaciones e inyectar liquidez para que pronto se vuelva a poner en marcha la cadena de producción.

Es este compromiso de mantenimiento de los cuarenta y ocho (48) puestos de trabajo, uno de los motivos más valorados en el proceso de adjudicación. Este acuerdo, vigente para los próximos dos años, ha sido celebrado por la plantilla y ha motivado el informe –favorable- emitido el Comité de Empresa.

 

La trasmisión de la Unidad Productiva será efectiva en el plazo máximo de 30 días desde la firmeza del Auto de adjudicación de la oferta. A partir de este momento, la conservera laredana iniciará su nueva etapa liderada por su nuevo propietario, el solvente grupo de la familia Huerta.

 

Baker Tilly – Ius & Aequitas Administradores Concursales consigue así en los últimos dos años la segunda de las adjudicaciones de unidades productivas en concursos de acreedores con sucesión de la plantilla de trabajadores y pago de los créditos laborales y privilegiados, tras adjudicar a Disuma Supermecados, S.L. (del grupo vasco-cántabro Uvesco-Supermercados BM) en el año 2017 por 10,5 millones de euros, la unidad productiva de “Cermol 79, S.A.” –“Supermercados Gigante”-, con 312 empleados y 16 supermercados.